Argentina, un país en donde en la pesca vale todo

Por Giuliano Crocitta


“Nuestro Mar es gigante, no pasa nada”, “hay millones de peces”, “los chinos se llevan todos los peces”. Sí, todas estas frases son ciertas, pero a la vez totalmente ambiguas.

¿Por qué es ambiguo? porque por un lado sí, quedan millones de peces, pero por el otro cada vez quedan menos millones.  Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), se calcula que el 33,1% de las poblaciones de peces del planeta están sobre explotadas, y el 60% se está pescando hasta su límite biológicamente sostenible. Además, se cree que un tercio de la población de peces, sigue siendo objetivo de sobrepesca.

La pesca ilegal, no declarada y no reglamentada genera la pérdida de 11 a 26 millones de toneladas anuales de pescado, lo que equivale a un valor económico estimado de 10 a 23 miles de millones de dólares. Para reducir este impacto, la Asamblea General de la ONU, apremia a la comunidad internacional a «regular eficazmente la explotación pesquera y poner fin a la pesca excesiva, ilegal, no declarada y no regulada y a las prácticas pesqueras destructivas» para el 2020. Estas metas deberán cambiar en un futuro, porque a esta altura del año se puede ver que todavía estamos lejos.

Si nos vamos al ámbito interno, en la Argentina cada año la industria pesquera descarta 110 millones de kilos de merluza, tirándose sin vida al océano. ¿Leíste bien? Si, sin vida, sin contar con todo aquello que se extrae para el uso comercial, sin ningún control. No solo sucede con esta especie, sino también con otras como los langostinos, que por un conflicto gremial este año se descartaron toneladas de esta especie. El descarte está prohibido en nuestro país pero algo estamos haciendo mal, tanto a nivel legislativo como en lo social, no se puede permitir que a causa de cualquier tipo de reclamo miles de especies se desechen, debe existir castigos económicos más rigurosos.[1]

En nuestro país contamos con la ley federal de pesca, Ley 24.922, específicamente establece que está prohibido arrojar descartes y desperdicios al mar.

La ley determina que la Nación fomentará el ejercicio de la pesca marítima en búsqueda de un aprovechamiento RACIONAL de los recursos vivos marinos, promoviendo la protección efectiva de los intereses nacionales relacionados con la pesca. También busca promocionar la sustentabilidad de la actividad pesquera, fomentando la conservación a largo plazo de los recursos, con el objeto de evitar excesos de explotación y prevenir efectos dañinos sobre el entorno y la unidad del sistema ecológico.

Se creó un Consejo Federal Pesquero, pero ¿qué hace este organismo? Va ser el encargado de establecer anualmente la Captura Máxima Permisible por especie. Vemos distintos aspectos de las leyes que en principio se relacionan directamente para la protección del ambiente, pero después vemos diversos hechos que nos demuestran que algo todavía está faltando, como por ejemplo que la ley actual no se aplica.

Aunque no lo creas nuestro mar es uno de los ambientes con mayor biodiversidad del planeta, y solo el 10% está protegido. Hoy en día solo se encuentran protegidas las zonas de Yaganes, al sur de Tierra del Fuego y Namuncurá también llamado Banco Burdwood II, en el Atlántico Sur.

Por otro lado, contamos con la Ley 27.037 que establece un sistema Nacional de Áreas Marinas Protegidas. Teniendo como objetivo “proteger y conservar espacios marinos representativos de hábitats y ecosistemas”. La misma ley determina que las áreas marinas protegidas deberán ser manejadas y utilizadas de una manera sustentable bajo alguna de las categorías creadas por esta norma, de manera de cubrir las necesidades de los habitantes de la Nación Argentina. Así no se comprometerá la estructura y funcionamiento de los ecosistemas naturales, en concordancia con los lineamientos establecidos en la Ley General del Ambiente. ¿Estamos cumpliendo la ley? ¿Puede ser que las leyes no sean el medio suficiente para cuidar al ambiente?

Si nos fijamos en nuestro país vecino Chile, que por las condiciones de su territorio el mar cumple un rol clave para su economía, pero a veces hay que mirar el otro lado de la moneda. Se calcula que el 67% de la población de peces está sobreexplotada o colapsada en el mar chileno. [2]

Otro de los puntos importantes que establece la ley es que en los espacios marinos que tengan jurisdicción argentina, la explotación de los recursos vivos sólo podrá ser realizada por personas físicas domiciliadas en el país, o jurídicas de derecho privado que estén constituidas y funcionen de acuerdo con las leyes nacionales.

En el mar argentino a menudo se ven una gran cantidad de barcos pesqueros extranjeros en donde la ausencia de permisos es algo muy habitual. La Zona Económica Exclusiva Argentina (ZEE) es un área situada más allá del mar territorial y adyacente a éste. Abarca hasta las 200 millas marinas contadas desde la costa, sujeta al régimen jurídico específico. Encontrar barcos que realizan pesca ilegal es lo más habitual, sin los permisos correspondientes.

Se calcula que  aproximadamente más de 350 barcos chinos y coreanos  llegan a permanecer por diferentes  sectores de nuestro mar hasta dos años, sumado a esto se prevé que se pescan unas 4.000 toneladas diarias de calamar. [3]

Sí, hay infinitos casos de buques chinos que vienen a pescar al mar argentino sin autorización, pero la realidad es que hay buques de banderas de todo tipo. Recientemente la Prefectura  capturó  un  buque español  con más de 320 toneladas de pescado, obviamente realizando esta actividad de forma ilegal. Se encuentran embarcaciones como las rusas, españolas, ingleses y sudafricanas.

Hoy en día no podemos mirar al costado, estamos viviendo una crisis ambiental que hay que cambiar inmediatamente.

La pérdida de la biodiversidad no solo se ve reflejado en los bosques, selvas, sino también en el mar, el océano. Alberga el 80% de la vida en la tierra y si seguimos con el caso de la Argentina, el 36% del territorio es mar y es uno de los más ricos del planeta, pero nos olvidamos de que está ahí, nos olvidamos de protegerlo.

En el último tiempo vimos imágenes que a muchos nos sorprendieron, se observaron animales en lugares poco habituales, las aguas cristalinas, el canal de Venecia sin contaminación dio la vuelta al mundo. Se podría decir que la naturaleza es la máxima beneficiaria del cese de la mano del hombre en la destrucción del planeta, parecía que eso estaba necesitando. Realmente creímos que las actividades extractivas podrían pausarse. Pero lejos de disminuir, el saqueo sistemático de los recursos del Mar Argentino que realizan flotas pesqueras de otros países no solo no ha disminuido, sino que continúa en aumento, debido a que las autoridades han tenido que reducir los controles por público conocimiento.

Existen instrumentos legales, políticas y programas específicos que tienen como objetivo la pesca sostenible, pero hace falta que se cumplan la normativas vigentes y trabajar en la mejora de la gestión del mar para poder lograr una actividad pesquera dentro de los niveles biológicamente sostenibles.

No es necesario prohibir la pesca para proteger a la especie, lo que sí necesitamos es una pesca regulada y un mar argentino protegido. Exigimos al estado que aborde estas actividades que hoy arrasan con el mar que es de todos, realizar políticas públicas que controlen la pesca ilegal.

Una de las formas de minimizar el impacto es no pescar especies amenazadas y respetar la época de veda. La sociedad debe concientizarse y tomar dimensión de lo que está sucediendo.

La ley argentina es muy laxa se los captura se les cobra una multa irrisoria y se los libera, necesitamos una ley más estricta.

Hay que buscar que los tratados internacionales creen normativas de fondo generando principios internacionales con un mismo propósito.

¿Qué vamos a hacer el día que no existan más peces en el mar? ¿Y si esos millones pasan a ser unos pocos miles?

[1] Fundación Vida Silvestre

https://www.vidasilvestre.org.ar/

[2] https://www.infobae.com/america/america-latina/2020/11/12/pescadores-de-chile-denuncian-avistamiento-de-barcos-clandestinos-chinos-frente-a-sus-costas-y-temen-por-sus-trabajos/

[3] Infobae

https://www.infobae.com/economia/2020/04/27/pesca-depredadora-el-impactante-video-que-muestra-la-incursion-ilegal-de-casi-100-buques-extranjeros-en-aguas-argentinas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *